Cosas importantes que deberiamos saber sobre el Amor

DE este enlace e encontrado esto...tu breve espacio.com

Amor, soledad y olvido:



Tres conceptos aislados pero que llegan en algún punto a unirse, tres palabras claves en la vida, tres etapas de la vida, tres pasos de una metamorfosis que todo ser humano pasa.

El amor se expresa de mil maneras con una sonrisa, con una mirada, con una caricia, con una palabra el amor nace y crece día a día, ¿Alguna vez has visto a una mujer embarazada? ¿Has visto con que ternura le pinta el mundo día a día su hijo aun sin saber si la escucha?, ese es amor un amor desinteresado, un amor eterno, un amor sincero.

Has tenido entre tus manos otra que te ayuda, otra que te comprende, otra que te da fuerzas eso tambien es amor y no necesariamente entre un hombre y una mujer te preguntas ¿Cómo es posible esto? ¿Alguna ves te has sentido pisoteado, destruido, humillado? Y cuando piensas que la vida te a abandonado hay alguien que siempre esta ahí para decirte vamos amigo sal adelante!!

Pero el amor que sientes hacia un hombre es como el pan de la vida aunque después se convierte en el hambre mas atroz, es un sentimiento que te hace renacer, sentir al máximo, sonreír entre lágrimas, te eleva, te ayuda algo extraño pero dime ¿Cómo sabes?, ¿Cómo determinas a que hombre amar? ¿Cual es el secreto?, cual es la señal no la se, solo se que al verte la vida me cambió.

Se acabaron los miedos, salió de nuevo el Sol, supe entonces que en ese momento eras la persona a quien deseaba darle las buenas noches todos los días, alguien especial, anhelaba con todas mis fuerzas decirte te quiero, porque cuando estaba junto a ti, cuando sentía tu calor cerca ya no era lo mismo.

Ahora estaba mas completa, era mas feliz, todo era fácil, todo mi mundo giraba y a cada cambio que daba venia consigo esta pregunta ¿Eso era amor?, este sentimiento que me hacia ver las cosas de otro color que me hacia especial, única, que me hacia mas mujer que me llevaba de la mano hacia un mundo donde era la mas frágil pero ante ti la mas fuerte, la mas infantil pero ente ti la mas experimentada ¿Eso era amor?

Esto que despertaba en mi la dualidad de mi ser, esto que despertaba a la mujer y a si con todas mis dudas me aferré a mi respuesta “lo que yo sentía por ti era AMOR” ya cuando estuve decidida a decírtelo me di cuenta de que tu no veías igual que yo a ti.

Yo no despertaba en ti todos esos sentimientos que tu en mi, tu no tenias amor en tus ojos y si lo tenias no era para mi. Y al no ver mas en tu mirada comprendí, que aunque yo te amara tan intensamente, tu me rechazabas de una manera cruel. Todo lo que pensaba decirte, todo lo que me hacías sentir de repente ya no tuvo sentido. Tu no me tomabas como la mujer que te amaba, tu simplemente me veías como la niña que aun jugaba y eso me hería.

Entonces las preguntas comenzaron nuevamente porque a mí, porque el, porque te enamoras de la persona equivocada, porque aquel sentimiento que me elevaba ahora me hundía. Tan profundo, todos mis miedos volvieron y con ellos la soledad.

Y ahora este sentimiento me acompañaba y me hacia pensar que en mi camino solo existiría la soledad y que nunca nadie me diría te quiero, sentirme tan sola hacia que pidiera a gritos 1 minuto junto a ti para darte y todo lo que pensaba darte en una vida, para que en un beso te hiciera sentir cuanto te amaba.

Pero no me obsequiaste ese minuto que pedía y mi amiga la soledad volvió conmigo era como una sombra, era esa mirada fría, era esa voz que me repetía “NO TE QUIERE NO ERES PARA EL”. Entonces intenté sobrevivir pero tomé el camino equivocado, porque le reprochaba a la vida el haberte conocido y aun cuando yo quería sonreír esa sonrisa me quemaba por dentro y todo lo que intentaba no me hacia sentir mejor.

Creo que aun dentro de mi guardaba la esperanza de que por fin me viera como yo a el, que me dijera te quiero como yo se lo hacia saber.

Pero nunca pasó. Y fue ahí cuando comprendí que no valía la pena sufrir y que la vida era un sin fin de eso. Y que aun me faltaba por vivir.

Entonces, ya convencida de que aunque te amaba tu no serías para mi y que todo ese amor que llenaba cada centímetro de mi cuerpo, que salía por cada poro de mi piel, no era que estuviera mal sentirlo.

Era simplemente que estaba mal dirigido. También descubrí que en mi soledad me fortalecí. Que ahora me conocía mas a mi misma, que seguía siendo feliz, que la soledad no es una enemiga si no mas bien una compañera que esta ahí, que va contigo cuando ríes, cuando lloras, cuando amas, cuando odias.

Aprendí que aquel que esta solo no es aquel que esta vencido ni el que esta mal si no es aquel que de verdad ha aprendido a estar consigo mismo.

Al pasar por esta etapa de duelo, de aceptación, vino con ella el olvido pero no el olvido general. Solo me dediqué a olvidar todo lo que me dañó, no te olvidé a ti, mi gran amor, ni olvide mi soledad. El olvido trajo consigo paz, tranquilidad…

Fue la ola más grande que dio el último alboroto al mar.

Entonces escribí esta nueva página en el libro de mi vida y te agradecí el haberte amado. Agradecí el haberme sentido sola y agradezco a cada momento el haberte olvidado.

Se que pronto volveré a amar, pero tambien se que algún día aunque este lejano alguien me amará.


ATTE: un corazón mas en la busqueda del amor



Colaboración de Ale "la gomitas de León"
México




¿Que hay de la diferencia de edades en el amor?

Analizaremos los patrones de ambos sexos de acuerdo a la edad, para que entiendas los desafíos que tienes cuando hay una gran diferencia de edad con tu pareja, y puedas superar tus retos en el amor con éxito.

Yo superaba en 7 años a una novia. Fui muy feliz. Su locura adolescente, su descaro ante la vida, su mirada de fuego ¡me encantaba!

Era muy activa. No me gustaba mucho la música que a ella le agradaba. Le encantaba el rock de moda: Juanes, Elefante, la canción de “tres lunares”… y yo me había quedado en la época de Miguel Mateos y Los Hombres G ¡imagínate!

Me sentía un tonto cuando íbamos a bailar, tocaban ese rock y yo para complacerla también bailaba. Yo le entro a todo pero… ¡que ridículo me sentía!

Este puede ser una barrera: los gustos musicales. Yo soy complaciente con mi pareja… pero no todos los hombres son igual. Y esta puede ser una importante diferencia que cause problemas en una relación de dos personas con diferencia de edad.

La mujer joven que les encanta bailar cumbia y salsa, y el hombre maduro que nació con dos pies izquierdos… parece un asunto pequeño, pero que se puede agravar con el tiempo.

El hombre celoso que no permite que su pareja baile con otros… ella hirviendo en deseos de bailar. Es una pequeña chispa que, con el tiempo, puede hacer estallar la relación.

No es exagerado afirmar que muchas causas de divorcios son porque el hombre o la mujer no comparten los mismos gustos musicales.

Los círculos sociales son distintos también. Imagíname yendo a una reunión en la que prevalecía esa música de rock, y todos los amigos de mi chica gritando y bailando como poseídos… y yo sintiéndome como un oasis en el desierto.

Oh imagíname hablándole a mi novia de cosas más intelectuales, y ella no mostrando mayor interés…

En tal caso, una chica joven y culta es la respuesta.

Otra: las adolescentes son como niñas caprichosas de tres años. Se enojan por tonterías, quieren que las mimes y consientas… como a una niña de tres años.

Te hacen berrinches por cosas sin importancia… y uno como hombre quiere a una pareja… no a una niña chiquita, a la que hay que cuidar como si fuera tu hijita.

Eso puede llevar al borde de la desesperación a un hombre que le lleva años de ventaja a su pareja. Y puede ser causa de conflictos.

A las mujeres, me lo han dicho, les gustan los hombres que sean “hombres”. No les gusta ser mamás de un “niño”.

Por eso, se sienten inclinadas hacia un hombre varios años mayor que ellas.

Cuando hay diferencias de edad… hay diferencia de madurez emocional.

Uno se trata de enfocar en el problema… la otra parte, la de menor edad, suele ser egoísta y caprichosa. Se enfoca en sus deseos egoístas, y no ve las cosas objetivamente.

Esa puede ser la causa de mayores problemas entre dos personas con muchos años de diferencia: la madurez emocional de uno y otro. Dos personas que ven un mismo problema con puntos de vista irreconciliables.

El no poder ver un problema desde el mismo punto de vista, puede llevar a la ruptura.

De acuerdo a la edad, las prioridades de ambos sexos van cambiando. Vamos a analizar algunos aspectos, para que comprendas mejor una relación de este tipo.

Las mujeres maduran más pronto que los hombres. Una chica de alrededor de 15 años puede ser más inteligente e intuitiva que un hombre de la misma edad.

La adolescencia, es la edad en que se van desarrollando las opiniones acerca de la vida.

Pero en el inter, antes de llegar al punto de la madurez intelectual y emocional, están en el limbo.

Cuando escucho conversaciones entre adolescentes, honestamente me parecen tan vacías… basta que te des una vuelta por una comunidad en internet para jóvenes o un foro, para que te des cuenta de la falta de calidad y profundidad de sus diálogos.

Esto es normal, y es un paso necesario hacia la madurez.

Las mujeres, por su sensibilidad, maduran antes. Y llegan a hacérseles aburridas y poco interesantes las conversaciones con los hombres de su misma edad.

Y es cuando la figura de un hombre mayor, con inteligencia –al fin, dirían las mujeres- comienza a resultarles atractivo.

En la adolescencia, el descubrir las sensaciones eróticas que despierta el sexo opuesto puede hacerte adicto a las sensaciones físicas.

En esa época, las mujeres prefieren a un chico guapo o musculoso. Los hombres, a una mujer bonita y con buen cuerpo.

Para los hombres, descubrir la sensación del sexo puede convertirse en una adicción.

Para las mujeres, gradualmente cambian su necesidad del hombre guapo, por el del hombre comprensivo y romántico.

Los hombres duran un tiempo mayor en su deseo físico por la mujer.

La mujer, hasta los 20 años aproximadamente, lo hace todo movida por el amor. No piensa con la lógica… piensa con el corazón.

Al pasar la edad, comienza a pensar en la situación económica del “candidato”.

Un par de amigas, de alrededor de 22 años, me platicaban de sus pretendientes.

Y aparte de los pros y contras de las características personales de cada pretendiente, ambas me mencionaban: “ah, pero el es ingeniero y también hay que ver eso. El otro no”, o “es que no estudia, y uno como mujer también lo piensa, que le voy a dar a mis hijos”.

No hay que pensar en que las mujeres son interesadas. Atrás de su búsqueda de alguien proveedor de dinero, está la seguridad del sustento que da saber que su pareja tiene dinero.

Pero las mujeres, cuando se pasan de los 30 años… su prioridad hacia el dinero, más que en el amor, crece drásticamente. Conocí a dos mujeres que pasaban esa edad, y que con toda franqueza me preguntaban “¿Cuánto ganas?”.

Otros amigos me compartían con decepción, que cuando andaban cortejando mujeres maduras, les hacían esas preguntas. Mujer, tienes que saber que esa pregunta nos decepciona a los hombres. Nos gusta sentir que nos valoran por lo que somos… no por cuanto ganamos.

Otras preguntan “¿Tienes coche?”. En lo personal, de ese tipo de mujeres… huyo a la velocidad del sonido.

Para los hombres, después de la excesiva complacencia en la emoción del sexo, este ya no llega a saciarlos. Los deja vacíos, y buscan algo emocional. Ahora si.

Generalmente, al mismo tiempo que los hombres buscan algo emocional… es porque las mujeres ya están pensando más en el dinero.

Sabes? Pienso que el momento ideal, es cuando un hombre ha superado su necesidad de sexo, y tiene ahora una necesidad de algo emocional. Y la mujer, está en su momento emocional como prioridad todavía… aunque también comienza a pensar en el dinero.

En tal caso, se sincroniza la necesidad emocional del hombre maduro y de la adolescente al mismo tiempo. Y al ser un hombre maduro que probablemente ya tiene una estabilidad económica, llena esa necesidad de la mujer adolescente también.

Es por eso que son tan atractivas esas parejas de, por ejemplo, la mujer de 22 años y el hombre de 32.

Si ambos tienen 19 años, por ejemplo, el hombre está hambriento de sexo. La mujer… de mucho amor. Sus necesidades no son las mismas y no se sincronizan.

Si la mujer tiene 30 años, y el hombre 20… un hombre hambriento de sexo, y una mujer hambrienta de dinero...

La mujer puede manejar a ese chico por medio del sexo… si a cambio, el le da regalos costosos y la lleva a lugares caros.

En todo caso, cuando la mujer es llenada en el aspecto amoroso… su deseo sexual puede crecer por su pareja también. Y cuando el hombre recibe el sexo que necesita… también puede comenzar a amar a su pareja.

Por eso, el que el hombre no se mayor que la mujer no significa que vayan a fracasar. Simplemente comprende las necesidades de cada sexo de acuerdo a su edad, para satisfacerlas.

Y no estoy afirmando que lo que digo sea una regla. Son patrones.

Por ejemplo, he conocido a chicas de 17 años muy interesadas en el dinero. También, mujeres que superan los 30 años cuya prioridad es el amor.

He conocido hombres que, a los 40 años, aún no maduran emocionalmente y todavía siguen en la excesiva complacencia del sexo…

Estos patrones que te doy, son solo una guía. Escucha con todo tu ser a tu “candidato”. Ve sus reacciones físicas, como se desenvuelve, lo que dice, cómo lo dice, para que sepas en que momento está de los que describo, y sepas satisfacer sus necesidades… o mejor huir a la velocidad del sonido, antes de que sea tarde, si sientes que no te conviene.

El amor no sabe de diferencia de edad. Es impredecible y, como ladrón en la noche, llega sin previo aviso.

No puedes controlar cuando llega… pero si decides que no es para ti, puedes cerrar la llavecita de tu corazón. Eso sí está bajo tu control.

Repito: Solo di patrones de acuerdo a la edad. Con base en mi experiencia, son los más recurrentes. Pero no son reglas, para que nadie se sienta ofendido, eh?

¡¡¡Suerte!!!




Colaboración de Edgar Martínez
México







Estoy confundida





Estoy confundida, no se que hacer con este sentimiento que me ahoga, que hago busco la felicidad o me quedo estancada, esperando a que me gane la desesperación.

Que puedo hacer con esta duda, los quiero a los dos, solo que a uno lo tengo muy lejos, y apenas y lo conozco, pero despierta en mi un sentimiento muy bonito, algo que a cualquier mujer le gusta.

Al otro lo quiero, pero ya no se si es amor o es agradecimiento lo que siento por él, cuando estoy con él pienso en el otro, pero no se, no se, la verdad estoy confundida.

Me gustaría irme a vivir con la persona que tengo lejos, y descubrir nuevas formas de amar, de querer, quiero volver a sentirme amada como nunca antes, mi actual pareja a veces me aburre, tal vez por que tengo metida a esa persona en mi mente, en mi corazón, pero tengo miedo de tomar cualquier decisión.

Soy una cobarde por no afrontar las cosas y hablarle derecho, decirle que tal vez se acabó el amor entre nosotros, que no soy lo que el esperaba, que yo quiero vivir mi vida, que no quiero casarme, que solo tengo 22 años para pensar en casarme y poder vivir un fracaso.

Quiero volar, quiero ejercer mi carrera, quiero conocer, quiero ser libre, pero no, no puedo, se que le haría mucho daño, pero igualmente me lo estoy haciendo yo.

A la otra persona la quiero, a veces siento que la necesito, que me falta, es mi gran ilusión, que hago los quiero a los dos, pero aun existen lagunas en mi mente y en mi corazón.



Colaboración de Carolina
México



¡La vida es así!

Así es la vida. A veces encontramos pequeños obstáculos en el camino que hacen detener nuestra marcha hacia adelante.

A veces pensamos que todo esta bien cuando en realidad algunas cosas están mal. A veces creemos que tenemos todo seguro y no nos damos cuenta que en realidad la seguridad ya no depende de ti sino de la otra persona.

Es fácil pensar y creer en lo lindo y bello que es amar. No lo niego es muy interesante, pero ahí cuando empieza a fallar se vuelve amargo como la hiel, recordamos momentos como cuando hemos pasado a solas con la otra persona, cuando recordamos esas palabras peculiares que nos decía en el oído o simplemente cuando recordamos su mirada y tratamos de que ese tiempo y espacio no cambie y se quede ahí...

Duele cuando el amor se acaba, uno se siente totalmente acabado e ido pero no se acaba el mundo. La vida continua y no debemos permitir que ese dolor interfiera en nuestro camino y tenemos que tratar de que mas bien nos de fuerza para pensar que todavía podemos ser felices.

Si se acabó no llores porque esa persona no está. Mejor ríe y piensa que lo que tu has logrado y lo que hiciste por ella es un orgullo para ti.

Ten la seguridad que tu corazón, si actúas de esa forma, no se sentirá mal...

No te vuelvas de piedra y no enfríes tus sentimientos, aun tienes demasiados por entregar, tantos que son infinitos e interminables.

Todavía vales y vales mucho, jamás te digas que ya no sirves o que eres una basura, al contrario, piensa que eres una persona buena de corazón, que si te sientes mal es porque te has dado cuenta de que eres una persona muy especial.

Trata de no ser vengativo con esa persona, ni jamás faltarle el respeto, recuerda que a pesar de las fallas que ella haya cometido se entregó a ti y fuiste feliz.

Trata de mejor agradecerle en silencio por todo lo que ella te pudo entregar y jamás le guardes rencor, porque alguna vez fue tu decisión estar con ella.

Si se quiere ir no la detengas, deja que se vaya, es como el agua si no dejamos que corra se estanca y empieza a oler mal verdad?

Entonces deja que siga su camino. Si te dice que ya no te ama no te preocupes, en realidad ahí no se acaba el amor, el amor es corto pero el olvido es muy largo y si te recuerda es por que aun siente algo por ti.

Olvídate un poco de las promesas y los juramentos que se hicieron y que tal vez nunca se cumplieron, acuérdate que los hechos son mejores cuando se demuestran con actos y no con palabras.

Se que alguna vez confiaste en ella y ella en ti. Pero la confianza, así como los hechos se demuestran, y si en tu corazón sentías estar ciego por todos sus actos, no te preocupes.

Demuéstrale que sentías de verdad que la amabas. No te preocupes por lo que diga la gente, la gente tiene su propia historia y tu tienes la tuya. Mejor trata de confiar un poco mas en los consejos de tu corazón, ten por seguro que jamás se equivoca...

La vida no es mala, la vida es bella, no culpes a la vida por tus actos o por tus desilusiones, cúlpate tú porque fundamentalmente tu elegiste y decidiste estar en ese camino.

De ahora en adelante será decisión tuya todo lo que quieras que suceda en tu futuro, porque en tu presente esta la clave para ello...

La vida es así llena de experiencias que a la vez nos enseñan a no caer en el mismo error dos veces... sigue adelante, no caigas, sonríe y se feliz...



Colaboración de Sebastian Bernitt
Ecuador

0 Soñadores han dejado un comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sueños K me siguen

Para Enlazarme

Páginas vistas en total

*** OJOS ***

LA DENTISTA